Recupera la costumbre del vermut en triBall, muy cerca del Hotel Emperador

Fin de semana y casi verano. Todo se presta a salir y disfrutar del tiempo libre, ¿quedamos para tomar el vermut?

La zona comercial de triBall, en pleno centro de Madrid y muy cercana al Hotel Emperador, vuelve a recuperar esta típica costumbre del aperitivo para sacar a las calles a madrileños y foráneos que visiten la capital durante los fines de semana del 11 al 13 y del 18 al 20 de junio.

Si estás en Madrid ya no tienes excusa para disfrutar de la II Feria del Vermut, organizada por triBall y patrocinada por Vermut Zecchini.

Esta bebida tan castiza, aunque curiosamente no es española, vuelve a estar de moda. Cada vez son más las personas que lo piden, en horario de mañana, tarde y noche, porque el vermut  ha vuelto a cobrar protagonismo en las barras de siempre, pero también en las de los  locales más modernos. A granel, en botella o de grifo, con una rodajita de naranja (para el vermút rojo), de lima (para el blanco), con o sin un chorrito de soda o sifón, tú decides.

En triBall podrás salir a tomar el vermut a mediodía y volver cenado, porque esta bebida se adapta a  todas las horas. A mediodía vermut típico con tapa (entre 1,50€ y 2,50€): desde las castizas gildas o patatas fritas con mejillones a otras recetas más elaboradas como Muhammara –crema de pimientos con nueces y aceitunas de cítricos– (Martínez Bar);  lacón con pimentón de la Vera y aceite de oliva (Café de la Luz), croqueta de boletus (El Lugar de Martina) o taboulé con aceitunas negras, hortalizas y naranja (Nänai).

Para el afterwork y la copa (de 6 a 8€) podemos optar por un Negroni especial en La Realidad;  un cóctel Lapesca Spritz  (Apperol Spritz con vermut), en La Pescadería; un Magerit  (vermut, licor de madroño y zumo de naranja) en Eneri Taberna; un chispero  (vermut, vodka y zumo de naranja), en Casa Perico o un chupito de Cubalibre (vermut y Coca Cola) en un “envase muy especial”, en Kike Keller.

Otras propuestas de restaurantes de triBall pasan por elaborar algunos platos y recetas con esta bebida, como langostinos al vermut (Taberna Agrado y Agrado Cabaret), Shawarma de ternera (Biblos Bar) o berberechos con salsa marinera al vermut (Desengaño 13).

Algo más sobre el vermut

El origen del vermut se remonta a la antigua Grecia y se dice que su inventor fue el mismísimo Hipócrates. Nació hace más de dos mil años como bebida medicinal, obtenida haciendo macerar en vino, flores de ajenjo.  Sucesivamente los viajes y contactos con Oriente añadieron especias y perfumes exóticos. En la actualidad, pueden llegar a intervenir hasta 40 extractos de hierbas, raíces, flores, especias y frutas en su elaboración.

No te pierdas la II Feria del Vermut, patrocinada por Vermut Zecchini, el más antiguo de Madrid, de sabor fresco y aromático, que tiene como base un buen vino blanco de calidad, puro y añejo, sin otros añadidos que la infusión de hierbas aromáticas y extractos de plantas para su maceración. Este vermut es ideal para el aperitivo, para empezar una comida, acompañar unos entrantes y, dada su elevada calidad, para la preparación de guisos y salsas.

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Puedes usar estas etiquetas y atributos para dar formato a tu mensaje HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>